Camino a Paraty (II) – Going to Paraty (II)

¡Hola!

 Perdón por no haber publicado antes, pero no tenía mucho tiempo para escribir, ni mucha señal WiFi.
 
 Continúa la historia…
 
 Después de descansar unas horas en un área de servicio conseguimos que  un camión nos acercara algunos kilómetros.  Siempre preguntábamos a quién nos llevaba si podía dejarnos en alguna gasolinera o área de servicio que estuviera abierta veinticuatro horas, esperando que hubiera movimiento de coches.
 
 Salimos de Saõ Lorenço cerca de las cinco de la mañana, fuimos en más de cinco coches y camiones diferentes parando en varios pueblos y algunas ciudades. Nuestro objetivo era llegar a Saõ Paulo ese mismo día, pero un camionero nos recomendó que era mejor no llegar de noche ya que podría ser peligroso. Le hicimos caso y decidimos que nos quedaríamos en Florianópolis para descansar; además algunas personas nos habían recomendado visitarla. En la gasolinera donde nos dejó aquél hombre había un motel más o menos económico pero la zona no era especialmente agradable, así que buscamos un hostel cerca de playa.
 
 Llegamos a “The House Sport Hostel”, en Campeche, pasadas las diez de la noche. El hostel se encuentra en una zona residencial bastante tranquila y cerca de la playa, que es muy bonita,  por cierto. Cuando entramos, en el jardín, un hombre estaba dando un pequeño concierto. El ambiente era de fiesta, los huéspedes disfrutaban de la música en una cálida noche, mientras bebían caipirinha hecha en el bar del mismo hostel. Seguimos caminando y encontramos la recepción. Allí nos recibió Eric, quien nos enseñó la habitación donde más tarde dormiríamos;  además nos explicó cómo funciona el hostel. Después de guardar nuestras cosas salimos para unirnos a la fiesta. Nos lo pasamos tan bien que decidimos quedarnos otra noche 🙂
El hostel era una casa, que ahora está adaptada para recibir y hospedar gente con confort y comodidad. Tiene  una rampa de skate instalada en el jardín que los huéspedes pueden utilizar siempre que quieran. A parte de la rampa, el jardín cuenta con varias zonas chill out con sillas, mesas y hamacas perfectas para dormir una siesta  😉
Es perfecto para gente joven que quiera divertirse, le guste el deporte y conocer gente nueva. Un muy buen plan es ir de excursión, ofrecida por el mismo hostel. Esta excursión dura todo un día; se visitan tres playas, una cascada y un lago, todo esto por R$40 (10Euros).  Si además de las visitas te apetece tomar unas clases de surf, con tabla e instructor, por R$80, unos 20 Euros, es posible hacer todo! Nosotros no lo hicimos por falta de tiempo, la próxima será… 😛
 
 Se acabó el descanso y el domingo salimos de Florianópolis a las seis de la tarde con la intención de llegar a Saõ Paulo al mediodía del día siguiente. En el camino conocimos a más gente simpática y agradable que nos ayudó a ir unos kilométros más allá. Por ejemplo, Josemar, al que conocimos en un restaurante de gasolinera por la noche y quién se ofreció a llevarnos. Llegamos a una área de servicio, pero estaba a punto de cerrar, él se nego a dejarnos ahí y condujo 35 kilométros desviándose de su destino para dejarnos en una área de servicio que estuviera abierta.  
 
Al llegar comimos y descansamos un poco. Intentamos buscar un coche que nos llevara un poco más cerca, pero al ser muy tarde no encontramos a nadie. Dormimos unas horas en el restaurante con el permiso de los camareros que no tuvieron ningún problema en dejarnos. Al día siguiente (o unas horas después) seguimos viaje.
 
 Llegamos a Saõ Paulo al mediodía tal y como habíamos planeado. El coche que nos llevó nos dejo en un centro comercial, donde aprovechamos a comer algo y a conectarnos a internet. Después quedamos con una conocida de Wojtek y ya más tarde fuimos a la estación de buses con la intención de llegar a Paraty a la madrugada. El problema fué que sólo hay 1 compañía de buses que hace la ruta Saõ Paulo – Paraty, es temporada alta y nosotros llegamos a último momento. No había ningún bus disponible para ese día; es más, ni para ese día ni para el siguiente. Todo lleno. Pensamos qué hacer por un rato, preguntamos a las diferentes compañías la disponibilidad de billetes, en fin… Finalmente Wojtek llegó a la conclusión que podríamos ir a Ubatuba, un pueblo que está a 70 km de Paraty, tal vez  descansar y al día siguiente ir a Paraty. Hicimos eso! 
 
 A la una de la madrugada estábamos en la estación de buses de Ubatuba sin saber dónde íbamos a dormir. Le preguntamos a varias personas por algún hostel cerca de la playa y después de caminar por un buen rato, llegamos a Dona Benedita Hostel. 
Nos recibió el dueño, muy amablemente para ser casi las dos de la madrugada. Nos informó sobre la hora del desayuno, de ocho a diez de la mañana, nos enseñó la habitación, el baño y fuimos por fin a descansar después de haber dado tantas vueltas. Al día siguiente nos despertamos fuera de horario del desayuno ya que estábamos cansadísimos por el viaje, igualmente no les importó servírnoslo, realmente fueron muy atentos. 
El hostel era una casa, se puede apreciar por la estructura, tiene dos entradas una por la Rua Guaraní y otra por el Paseo Marítimo. La zona común, donde está la recepción, el comedor y la sala de estar es bastante amplia y luminosa. Hay dos puertas grandes que llevan al patio trasero y que dejan entrar la brisa del mar. La cocina común es espaciosa y cuenta con todo lo necesario para poder utilizarla con plena comodidad. Muy recomendables las vistas a la playa des de la terraza del segundo piso!
 
 Muchas gracias a The House Sport Hostel en Campeche y a la família que regenta Dona Benedita Hostel en Ubatuba por recibirnos 🙂 
 
 Tenemos pensado ir a Río en esta semana por unos dos días a conocer la ciudad y algunas playas cercanas. Después volver todavía una vez más a Paraty y ya intentar llegar al Caribe 🙂
 
——————-
 
Hello!
 
Sorry for not posting before but I did not have a lot of time to write plus the internet did not work very well these days.
 
But the story continues…
 
After having some rest in the service area we found a truck which drove us for some kilometers farther.  We always ask the people who stops to take us to leave us at a gas station or at a service area opened 24hours.
 
We left Saõ Lorenço around 5am. We went with more than 5 differents cars driving through different towns and cities. The plan was to arrive to Saõ Paulo the same night but a truck driver warned us that it was dangerous and the best was to arrive in the morning. So we decided to stay at Florianópolis so we could rest; plus some people recommended us to visit it. Where that men left us there was a motel quite cheap but the area was not very nice so we looked for a hostel near the beach.
 
We arrived at “The House Sport Hostel”, in Campeche, after 10pm. The hostel is located in a residential area near the beach, which is beautiful. When we came in there was a little concert at the garden. It was a party astmosphere, the guests drinking ‘hostel made’ caipirinha while they enjoyed the warm night. We kept walking and found the reception. Eric welcomed us and showed us the room where we would sleep and explain us how everything works at the hostel. After saving all our stuff we run outside to join tthe party! We had so much fun that we stayed another night 🙂
The hostel was a house that nowadays is adapted to accomodate people. They even have a skate ramp that guests can use everytime they want to. You will also find differents chill out areas outside with hammocks perfect for a quick nap 😉
Is it perfect for young people who wants to have fun, likes the sports and loves to meet new people.
A perfect plan is to book the trip tour that the hostel offers. This tour is a all day excursion, you visit 3 beaches, a waterfall and a lagoon, all this for only R$40 (10€). If you want to add to the visit a surf class (including the surf board and the instructor) you can and the cost is R$80 which is 20€. We did not have enough time to go but next time we will :p
 
Break was over and on Sunday we left Florianópolis around 6pm with the desire to be in Saõ Paulo the next day in the midday.  On our way we met more nice and kind people that help us to go a some kilometers further.  For example,  Josemar, who we met at a restaurant from a gas station. When we arrived to another gas station, they were about to close. He did not want to leave us there that late, so we drove for 35 kilometers to left us at a service area opened 24hours.
 

Once at the service area we ate somethinga and had some rest. We tried looking for a car to go a little bit closer to Saõ Paulo but as it was late in the night we did not find anyone. We slept at the restaurant, after asking the employees. Next day (o after a few hours) we were again on route.

We arrived to Saõ Paulo at midday just as we planned. The car that picked us up left us on a shopping center, where we could get some WiFi and have some food. Later we met a friend of Wojtek and at 7pm we went tothe bus station with the intention to take a bus to go to Paraty and be there at 4am-5am. The problem was that there is only 1 company which goes to Paraty from Saõ Paulo,  it is high season and we were there on the last minute. No buses to Paraty that night, there were no buses even for the next day, all full booked. We were wondering what to do and finally Wojtek found a solution. We could take a bus to Ubatuba, a town located 70 kilometers from Paraty, maybe sleep there and next day we will go to Paraty. We did that!

At 1am we were at Ubatuba’s bus station with no idea where to sleep. Aaand after some time walking asking for hostels we found “Dona Benedita Hostel”.  The owner checked us in and he was very nice to be almost 2am. He told us about breakfast time, 8am to 10am, showed us the room, the bathroom and we finally went to sleep after a long day. Next day we over slept and woke up when breakfast time was over but still they served it for us. Which was cool!   The hostel was a house, you can see it on the structure, it has two entrances one at Rua Guaraní and other one at seafront promenade. The common area, where the reception, the dinning area and the leaving room are is big and natural light comes through the big doors and windows. The kitchen has a good size and has everything you need to cook. We recommend the views to the beach from the terrace on the second floor.

Thank you to The House Sport Hostel in Campeche and to the family who ownes Dona Benedita Hostel in Ubatuba for welcoming us. We had a great time with you!

Now we want to go in this week to Rio for 2 days to visit the city and the beaches near by. Later we have to come back one more time to Paraty and then we will try to make it to the Caribbean 🙂

——-

Fotos – Pictures

 The House Sport Hostel

http://thehousesporthostel.com

Playas cerca del Hostel – Beaches near the Hostel

Vídeo corto de una de playas – Short video of one of the beaches ⤵

https://youtu.be/a5We-p8KOMQ 

Visita rápida a Saõ Paulo – Quick visit to Saõ Paulo

IMG_20160111_170808

Dona Benedita Hostel

http://www.donabeneditahostelubatuba.com

_20160114_152158 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s